FANDOM


A partir de los Austrias, Sevilla se conformó como una gran urbe. Su asentamiento junto al río Guadalquivir, los límites defensivos impuestos por sus murallas, su monopolio con el Nuevo Mundo y una población densa y diversa hicieron de la ciudad un referente universal en la Edad Moderna.

Sevilla respondía entonces a la Corona de Castilla y estaba regulada por un Cabildo, los Caballeros de los Veinticuatro y Funcionarios. Sin embargo, el crecimiento desmesurado de la ciudad provocó un fuerte descontrol. Pese al intento de estos organismos por evitarlo, la delincuencia se convertiría en un rasgo de Sevilla, así como la peste y el hambre a finales de siglo.

La ciudad se convirtió en lugar de tránsito obligatorio de mercaderes, artistas, personajes de poder e instituciones que pretendían desarrollar relaciones políticas y comerciales.

El desarrollo y apertura de la ciudad hicieron que la Inquisición tuviera un papel de gran relevancia en la urbe: se perseguía a herejes y falsos cristianos, los Autos de fe eran frecuentes y la salida al Nuevo Mundo el único escape para muchos que intentaban evitar la condena.

La artesanía hispalense vivió entonces su momento de esplendor. Estas profesiones se organizaron en fuertes gremios que comenzaron a estar regulados en las ordenanzas de la ciudad. Algunos de los más importantes estuvieron vinculados con el arte y, sobre todo, con el nuevo oficio de impresor.

Geografía de SevillaEditar

Sevilla se encontraba en una situación geográfica privilegiada. Por una parte, al oeste estaba protegido por el río Guadalquivir, conocido entonces como río Betis, y al sur por el arroyo Tagarete. Esto permitió que fuera el puerto de referencia con el Nuevo Mundo y que se desarrollaran grandes relaciones comerciales con Europa.

La herencia del Califato trajo consigo una distribución en la que la mayoría de los edificios principales estaban alrededor de la Iglesia Mayor y los Alcázares. Para llegar a esta zona había que pasar por una de las Puertas que rodeaban la ciudad.

El puerto se convirtió en el centro comercial de la ciudad: barcos de todas partes de Europa llegaban para comerciar con mercaderes sevillanos y exportar sus productos a las Indias. Aquí se encontraban las Atarazanas, la Pescadería, las aduanas y la Mancebía.

Pese a que a principios de siglo las casas eran modestas con fachadas sencillas, las grandes riquezas que acumularon los mercaderes sevillanos hicieron que comenzaran a crearse viviendas más barrocas y extravagantes. Las minorías vivían en barriadas muy diferenciadas y eran menospreciadas, sobre todo los judíos.

ReferenciasEditar

Universidad de Sevilla - De la Sevilla del siglo XVI. ¿Cómo era la ciudad que vio nacer la Universidad?

https://personal.us.es/alporu/histsevilla/sevillasiglo16.htm