FANDOM


«Son piñas. Una fruta de Las Indias. Los Indios la utilizan para cicatrizar las heridas y limpiar la sangre. Si la Iglesia supiera esto, lo quemaban todo conmigo dentro.»
Monardes.
La ciencia moderna surge en la época renacentista. En este periodo dejan de tener sentido las explicaciones sobrenaturales y se empieza a creer firmemente en el empirismo y la demostración experimental.

En el siglo XIV se publican los primeros libros de anatomía humana basados en las publicaciones árabes anteriores. Comienzan a crearse libros cada vez con un mayor número de ilustraciones y mayor precisión.

Las guerras que se desarrollan entre los siglos XVI y XVII también contribuyen al desarrollo de la medicina. Las batallas religiosas que se producen en esta época fueron prolongadas y cruentas, por lo que prevenir la infección de los soldados en combate era fundamental para la victoria.

Los instrumentos con los que trabajan los cirujanos en estos siglos son muy primitivos, no muy diferentes a los que se empleaban en el siglo I d.C.

Los enfermos cuentan con tres tipos de ayuda: la de médicos procedentes de Universidades, que hacen recetas y pócimas curativas, pero nunca realizan tareas quirúrgicas; la de cirujanos-barberos que desarrollan su oficio como aprendices de maestros cirujanos-barberos; y la de curanderos, charlatanes o magos que viajan por diferentes pueblos vendiendo sus brebajes y ungüentos.

Otra de las grandes vías de estudio de la medicina de los siglos XVI y XVII es la teoría del contagio. Enfermedades como la peste hacen que los médicos de la época comienzan a plantearse cómo se puede prevenir padecer una enfermedad y cómo se produce este contagio.

Esta investigación también trae consigo una revolución de la medicina clínica. La relación entre médico y paciente no se limita a una visita del doctor a la casa del enfermo. Los hospitales comienzan a tener una gran relevancia.

El campo de la fisiología también tiene una gran relevancia. Galileo inventa en este periodo el termómetro y comienza a medirse el pulso. A finales del siglo XVI se empieza a hablar de la circulación de la sangre por todo el cuerpo.

La Iglesia, por su parte, también comienza a ser más permisiva con las prácticas médicas. En concreto, se empiezan a relajar las prohibiciones eclesiásticas relacionadas con la medicina forense y empiezan a realizarse autopsias para conocer las causas de la muerte de los pacientes.

Medicina en SevillaEditar

El desarrollo de la medicina en Sevilla se ve relacionada con la herbología y el cultivo de plantas procedentes del Nuevo Mundo. Simón de Tovar y Monardes, son médicos sevillanos que publicaron catálogos referencia entre sus compañeros de profesión.

Lugares como el Álcazar se convierten en jardines donde se cultivan especies procedentes de las Indias. Este cultivo se refleja en los hospitales de la ciudad, donde se comienzan a utilizar. Así, Sevilla, se convierte en un referente medicinal de la época.